Rompiendo moldes..

El otro día me puse a repasar algunos viejos conceptos de filosofía y me detuve en Karl Popper y su obra clave: “La lógica de la investigación científica”. Una de sus ideas más conocidas y plenamente aceptada en el campo de la investigación científica, es el llamado “Criterio de Falsabilidad”, que se erige como criterio para juzgar la validez de una teoría. Todo buen científico que se precie, debe someter sus conocimientos acerca de las leyes y principios de la naturaleza, a un contínuo proceso de cuestionamiento y crítica, para ir descartando otras teorías y leyes que no se ajusten a sus nuevos conocimientos. Para toda conjetura, existe y existirá una refutación, por lo tanto, si una teoría tiene la posibilidad de ser falsa, puede ser cierta. En cambio las teorías que se aceptan incuestionablemente como axiomas, son tan útopicas, que nunca podrán ser consideradas verdaderas.

Estas teorías me llevaron a reflexionar sobre  algunos momentos de la historia, en los que muchos científicos han tenido que toparse con la incomprensión y las críticas de sus compañeros, que en muchos casos, se hallaban apoltronados en sus viejas teorías pseudocientíficas. Tal es el caso de Nicola Tesla, inventor e ingeniero eléctrico y uno de los impulsadores de la electricidad comercial tal y como la conocemos hoy en día: inventó la corriente alterna, la tecnología inalámbrica y la radio entre otros. Sin embargo, muchos de vosotros habréis estudiado que Marconi fue el inventor de la radio –todavía sale en muchos libros de texto- y Edison de la bombilla y  la corriente eléctrica. Pues bien, nuestro protagonista tuvo contenciosos con ambos inventores, con Edison-inventor de la corriente contínua- en la llamada “guerra de las corrientes”.  Tesla inventó la corriente alterna y mucho tiempo después se demostró como la más rápida y eficaz. También dió una vuelta de tuerca inventando la bombilla fluorescente sin filamento. Con Marconi, se dirimió la patente del invento de la radio y la balanza cayó del lado de Tesla. Sus afirmaciones sobre la corriente inalámbrica, fueron tachadas en muchas ocasiones de inverosímiles y por este motivo, se le colgó el sambenito de  excéntrico, cuando no de loco. Esta circunstancia, unida a  su poca habilidad para las finanzas, le hizo morir en la más absoluta pobreza. Hoy en día y a pesar de su genialidad, apenas tenemos vestigios de sus logros, salvo en  una unidad de medida electromagnética que lleva su nombre y poco más..Es una pena, porque realizó extraordinarios descubrimientos en el campo de la “energía libre”.

Otro caso llamativo, es el de Felipe Semmelweis. Fue un médico húngaro que descubrió las verdaderas causas de la infección por fiebre puerperal e introdujo unas “sencillas” normas de higiene a la hora de abordar a las mujeres parturientas. Semmelweis observa la alta mortalidad de parturientas –que llegó a ser del 96%-  entre fuertes dolores en un Hospital de Viena, en el que acaba de ser destinado. El hospital se componía de dos unidades, una más frecuentada por matronas y la otra por estudiantes, que previamente, habían asistido a una clase de medicina forense y por lo tanto, habían estado en contacto con cadáveres. En esta última sala es dónde se ha producido un número incomparablemente mayor de defunciones. Por este motivo, nuestro médico llegó a la ingeniosa conclusión de que los estudiantes transportaban algún tipo de “materia putrefacta” de los cadáveres a las mujeres parturientas y  así se lo expuso a sus colegas, que le recibieron con rechazo e incredulidad. Finalmente fue expulsado de la maternidad y permaneció durante mucho tiempo viviendo en la más absoluta pobreza y abandono. Y ya en plena desesperación al borde de la locura, se presentó en medio de  una clase de anatomía y se autoinfrigió una herida, que puso en contacto con un cadáver: a los pocos días murió en brazos de un Profesor,víctima de los mismos padecimientos que las embarazadas a las cuales había estudiado. Las teorías de Semmelweiss pusieron de manifiesto, como unas sencillas medidas de higiene como es el lavado y cepillado de manos y uñas con agua caliente, podían evitar el contagio de algunas infecciones, algo que para nosotros hoy en día, ¡es casi una verdad de Perogrullo!

Por último y volviendo a Popper, su sistema se basa en la importancia de la combinación de racionalidad con el espíritu crítico en el desarrollo de nuestro conocimiento: este sistema se denomina racionalismo crítico y parafraseando a su autor, os dejo esta interesante frase de su Autobiografía: “Porque fue mi maestro quien me enseñó no solamente cuan poco sabía, sino también que cualquiera que fuese el tipo de sabiduría a la que yo pudiese aspirar jamás, no podría consistir en otra cosa que en percatarme más plenamente de la infinitud de mi ignorancia.” También os dejo un link muy interesante para gente que conozcáis con enfermedades renales y que según un Colega con verdadero espíritu científico, puede contribuir a “romper moldes”: http://stopsecrets.ning.com/profiles/blogs/terapias-alternativas-suprimidas?xg_source=activity

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Ser oveja o lobo

En estos días estamos asistiendo, no sin cierta perplejidad y conmoción, a un profundo cambio de paradigma en todos los órdenes. Diariamente, la prensa nos bombardea con sus poco halagüeñas previsiones sobre la economía de un país en caída libre, acompañadas de un “pequeño” aderezo de pan y circo-el “furrrbol” y Sálvame-, para amortiguar la caída a plomo de nuestro ya maltrecho estado de ánimo. Nada nuevo bajo el sol:  desde los romanos en la arena del Coliseo pasando por científicos sociales de la talla de  Bourdieu-sociólogo francés-, que estudió  la fenomenal  herramienta del deporte de alta competición para distraer a las masas.  También es interesante la preclara exposición que hace Noam Chomsky –ilustre lingüista de este siglo y el anterior- de las 10 estrategias de manipulación mediática:

http://www.youtube.com/watch?v=c56l0bf2Jb0

En el anterior link reconoceréis muchas de estas sutiles estrategias  para mantenernos enganchados a la “caja tonta” y de esta manera anular por completo nuestra espíritu crítico en muchos de los casos. Es particularmente interesante el punto nº2, que alude a “Crear problemas y buscar soluciones a esos problemas”: un ejemplo interesante, es el de  la creación de  una crisis, para después motivar cambios en los sistemas productivos, sociales,.. de un país.

También os quiero hacer especial hincapié en el punto 6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión: de esta manera se cortocircuita la capacidad crítica y el razonamiento de los televidentes y se aceptan conductas viscerales y poco reflexivas, como parte del proceder normal. No en vano, durante los años del burbujón hipotecario, se nos repitieron hasta la saciedad mantras como “la vivienda nunca baja”, “si no compras, tiras el dinero”,.. que se propagaron como la pólvora en la “sabiduría” popular. Los mantras en general, estimulan este puntito ovejil, que todos llevamos dentro: es importante no salirse de la norma, para no ser tachado de friki o rarito.Últimamente están muy de moda,  los socorridos mantras contra ciertos colectivos: “la huelga salvaje de los controladores”, “los funcionarios son unos vagos”.. afirmaciones muchas veces falaces, pero eficaces a la hora de mantener a la población distraída y cabreada con el colectivo objeto de crítica. Vamos, la vieja pero eficaz estrategia del “divide y vencerás”.

 

El anterior punto se acaba de reforzar con el nº8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. En pocas palabras, el ensalzamiento de la vulgaridad, de la que es adalid Belén Esteban, nuestra Musa de las “Chonis” patrias.

Finalmente el nº9, que no es otro que el de reforzar la autoculpabilidad: se  ha llegado a una  situación complicada en la vida, fruto de  la propia incapacidad, ingenuidad,.. Para ilustrar esta afirmación, se me ocurre el problema de las Preferentes,  fondos bancarios con parte  fija y parte  variable, que en muchas ocasiones se ofrecieron a clientes de la Tercera Edad, como productos de bajo riesgo,  como un plazo fijo por decirlo así, “ fácilmente recuperable” en cualquier momento, pero que luego resultó ser un depósito a perpetuidad. Como consecuencia de esto, es difícil estimar cuántas personas han sido víctimas en este país de dicho producto bancario basura – varias instancias europeas han puesto el grito en el cielo- Muchas de las víctimas son gente mayor que no quiere salir a la calle por temor o vergüenza, pero se estima que hay cerca de 700.000 familias, que pueden ver peligrar los ahorros de toda una vida:http://arndigital.com/articulo.php?idarticulo=993

 En definitiva, todo lo expuesto anteriormente, es un fecundo caldo de cultivo para poner a la población en estado permanente de stress, bastante eficaz dado lo prolongado en el tiempo -vamos ya para 4 años de crisis- y arrinconar a la gente contra las cuerdas en situaciones ciertamente dramáticas que todos conocemos. Pudimos tomar el camino de Islandia como pueblo que decide legítima y democráticamente su destino, pero finalmente parece que no seremos nosotros quienes decidiremos, sino más bien la Canciller Merkel y su “modélico” milagro alemán. Os invito a que escuchéis la opinión de Antonio Brettschneider –sociólogo alemán- acerca de las reformas que tendrán lugar en España en las próximas fechas, siguiendo el ejemplo alemán: “Podéis elegir entre tener más paro  o más desigualdad”.

http://www.lasexta.com/lasextaon/salvados/mas_contratos_basura__mas_trabajos_de_menos_de_mil_euros__mas_desigualdad_menos_seguridad/296643/1061

Para finalizar mi entrada de hoy-que espero abra el debate y levante ampollitas-, recurro a un refrán de esos que sí pertenecen a la sabiduría popular y no a los citados mantras: “A quién se hace oveja, el lobo se la come”. ¿Qué preferís ser vosotros?

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

La Epigenética y la ¿futura revolución de la medicina?

Los últimos descubrimientos llevados a cabo en el campo de la genética son ciertamente sorprendentes. Durante la carrera tuve oportunidad de pasar de puntillas, por una nueva disciplina llamado la “epigenética”, que me llevó a darle un lavado de cara a mis exiguos conocimientos de genética, que eran poco más de las Leyes de Mendel y sus conocidos guisantes. De hecho, consulté con un amigo biólogo y Él también desconocía este nuevo término, ya que durante los estudios se limitaron a dar el programa de la genética clásica. En cualquier caso ha sido en fechas recientes (año 2003), cuándo se ha secuenciado hasta un 99% del genoma humano.

La epigenética se refiere a cambios reversibles en el ADN y sus proteínas, que hace que unos genes se expresen o no en función de determinadas condiciones exteriores. Esto quiere decir que las experiencias vividas por nuestro abuelos, padres,.. Su alimentación, las condiciones medioambientales en las que vivieron, pueden activar o desactivar la expresión de nuestros genes, por decirlo de una manera coloquial, nuestros genes tienen “memoria”. Por poneros un ejemplo, se estudiaron a unas familias suecas que padecieron la hambruna del s.XIX. Los chicos cuyo abuelo materno estuvo expuesto a esta penuria, tuvieron menor probabilidad de morir de una enfermedad cardiovascular. Por el contrario, aquellos cuyos abuelos no padecieron el hambre, tenían más probabilidades de morir de diabetes.

Desde un punto de vista más técnico, el “encendido” o “apagado” de la expresión génica, se produce químicamente a través de un proceso denominado metilación. La metilación cambia la manera en que un gen se expresa, pero su estructura interna sigue permaneciendo intacta.

En relación con estos procesos químicos, son interesantes los ensayos llevados a cabo con un tipo de ratones llamados “agoutí”, que son de color amarillo y con tendencia a la obesidad. Cuando dos ratones de este tipo se aparean, siguen produciendo generación tras generación, ratones gorditos y amarillos. Pues bien, un grupo de investigadores de la Universidad de Duke, tomó un grupo de ratones hembra preñadas y las sometió a la misma dieta que llevan muchas mujeres embarazadas hoy en día: ácido fólico y vitamina B12 entre otras. Finalmente y  he aquí la sorpresa, ¡las crías recién nacidas eran delgadas y marrones! Pero lo más increíble de todo, es que al hacerles los análisis de laboratorio, se descubrió que los genes de los ratoncitos eran exactamente los mismos que los de los Papás.

Comparativa de dos ratones agoutí

Se llegó a la conclusión de que la introducción de estos suplementos vitamínicos en la dieta de las ratas preñadas, podía suprimir la expresión del gen agoutí –mediante el citado  proceso de metilación del ADN- . Y no sólo se consiguió suprimir la obesidad, sino también una ¡reducción significativa de enfermedades como la diabetes y el cáncer!

Un ejemplo típico para clarificaros mejor el concepto de epigénetica, es el de los gemelos, que por diferentes razones se separan geográficamente, de forma que se hallan sometidos a distintas influencias medioambientales, económicas y de estilo de vida en definitiva,  que pueden inducir de desigual forma (“encendiendo” o “apagando”), la expresión de unos genes que comparten el mismo ADN:

http://www.elmundo.es/elmundosalud/2005/07/05/biociencia/1120576089.html

También es apasionante  comprobar cómo en el caso de los gemelos, factores tan sensibles como la colocación de cada uno de ellos en el útero materno, puede influir de forma determinante en la epigénetica o expresión génica del futuro bebé.

Mi conclusión  es que la herencia ha de ser estudiada desde un punto de vista multifactorial y socio-biológico. El código genético no es como el  código binario de un ordenador, sino que su expresión y activación depende de factores medioambientales, económicos e incluso políticos-la penuria subsiguiente a una guerra, por ejemplo- vividos por distintas generaciones dentro de una familia y que pueden expresarse en la generación siguiente, sin necesidad de que aparezcan los condicionantes que los desencadenaron, ni de que cambie la configuración de los genes; ésta sería pues, la memoria extra que aporta la epigenética a la herencia genética estricta. Esta afirmación nos llevaría a otra posible entrada en mi blog: ¿Somos lo que comemos?:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-tematica/noche-tematica-epigenetica-como-alimentacion-altera-nuestros-genes/1224447/

Categorías: Uncategorized | 6 comentarios

Sobre Cabárceno y la Paleantropología

El otro día estuve de visita en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, considerado el mayor zoológico del mundo y centro de investigación puntero en contínuo crecimiento: sus gestores han tenido el gran acierto de añadir una instalación totalmente innovadora, como es el área de los Gorilas. Algunos pensarán qué tiene esto de particular; pues bien, se trata de una sala acristalada y totalmente acondicionada para reproducir en la medida de lo posible el hábitat de los gorilas en la selva, con su suelo recubierto de cortezas vegetales, árboles, luz natural ,climatizador,..Aparte de esto, sus cuidadores procuran que salgan al exterior del recinto para familiarizarse también con el entorno propio del Parque.  Tal es la calidad de vida conseguida, que la célebre primatóloga Jane Goodall en su visita al zoo, lo calificó de “hermoso santuario” y posteriormente prometió darle visibilidad en la página web de su insigne Fundación.

                                    
Después de esta apasionante excursión, he reflexionado detenidamente sobre  la importancia de los estudios de dos primatólogas, Jane Goodall y Dian Fossey y su contribución al campo de la paleoantropología. Ambas compartieron mentor, Louis Leakey-célebre paleantropólogo- que las animó a estudiar la evolución humana a través de los primates. Jane estudió a los chimpancés y Dian a los gorilas-no olvidemos la célebre película de Gorilas en la Niebla- y ambas realizaron interesantísimos descubrimientos, que han contribuido a comprender mejor nuestros propios orígenes y nuestro árbol filogenético común. No olvidemos que compartimos aproximadamente un 96 % de nuestros genes con los del chimpancé y alguno menos con los gorilas. De hecho, Jane constató esta mayor similitud con los primeros,  realizando  sorprendentes descubrimientos en su paciente y concienzudo trabajo de campo:
-La utilización de herramientas: observó cómo un chimpancé se servía hábilmente de un palo, para extraer las termitas de un termitero, para posteriormente llevárselas a la boca.  Esta imagen revolucionó por completo los estudios de primatología y por ende de antropología, ya que vuelve a acercar a hombres y chimpancés en un tronco común del que pudieron divergir en un momento de la evolución más reciente del que pensamos.

                                  

-La “inteligencia maquiavélica”: otra interesantísima observación fue la de un chimpancé macho, que viéndose marginado por el resto de machos alfa de la manada, descubrió que podía doblegarse, poniendo en práctica una astuta estrategia. Encontró un bidón de gasolina y lo hizo deslizarse por una pendiente pronunciada; cada vez que hacía girar el recipiente cuesta abajo, provocaba tal estruendo, que el resto de machos se asustaban y salían huyendo despavoridos. Poco a poco el “frágil” macho, fue ganándose el respeto y temor del resto de machos de la manada, sirviéndose del ruido que provocaba con el bidón. Este hecho desvirtúa desde mi punto de vista, el viejo tópico de que el más fuerte se erige en el macho alfa de la manada:

Además de estas dos importantes constataciones llevadas a cabo por nuestra investigadora, es conocida la facultad de los chimpancés para engañar, mentir e incluso robar a sus congéneres, cuándo las circunstancias de la vida salvaje lo requieren; es lo que  viene a llamarse la “inteligencia maquiavélica”.  Otro ejemplo típico, es el de   un chimpancé que  puede ocultar la comida al resto de la manada, para después volver por ella cuándo la necesite.
Finalmente, todos estos descubrimientos me llevan a pensar si es el momento de cuestionarse los viejos paradigmas neodarwinistas y antropocentristas y aprender a observar a los demás primates con respeto y curiosidad, pero sobre todo, aplicándose las mismas máximas que todo buen antropólogo debe tener en cuenta al realizar el trabajo de campo: observación participante, intersubjetividad,…Tal y como diría Malinowski:  “mirar con los ojos del nativo” o con los ojos del gorila en este caso.

Saludos y bienvenido a mi modesto blog de Antropología, en el que espero puedas encontrar las respuestas que andas buscando. La Antropóloga Perpleja.

Categorías: Uncategorized | 9 comentarios

Blog de WordPress.com.